viernes, 15 de junio de 2012

NO GASTAR NUESTRO DINERO EN ELECCIONES. DEVOLVAMOS AL CIUDADANO SU DINERO.




Todos los ciudadanos que viven ( y muy bien por cierto) del dinero, de nuestro trabajo (cuando lo tenemos) y de nuestros sueños de un mundo mejor, deben de pensar que somos necios, pobres de espíritu o tontos de remate, porque creemos que la democracia es que cada cuatro años, u otros periodos de tiempo, nos pregunten por quienes deben de ser nuestros dueños y señores, al estilo de la Edad Media, pero con tintes de que podemos influir en ellos.

Cuando se convocan elecciones no es una cosa democrática. Es un festival de gastos, de verbenas, de darnos siempre a la cara que los que salgan elegidos arreglarán todos nuestros problemas. Nada más lejos de la realidad. Es una pura fantasía que sean mejores unos o los otros. Todos desean vivir del cuento con nuestros dineros que a la postre se corresponden a nuestros trabajos, de horas y horas, días y días, meses y meses, años y años.

Porque no nos dejan ya tranquilos para hacer nuestra vida sin tener que aguantar sus formas erróneas de mandarnos y decirnos lo que es mejor para todos. Para todos ¿?. O solo nos dicen lo que es mejor para ellos ¿?.

Por si no teníamos bastante con una dictadura de 40 años, ahorar tenemos una dictablanda de cerca de otros 40 años.

No nos dejan de decir que hemos vivido por encima de nuestra posibilidades. Serán caras duras.

Quien ha vivido por encima de sus posibilidades ¿?

Los ciudadanos sin cargos políticos o los que tienen todo el poder con sus cargos políticos, en el gobierno, en las autonomías, en los entes provinciales, en los entes locales, en los sindicatos mayoritarios, etc., etc. ¿?

Es que podemos influir en la gobernabilidad de nuestro país los pobres votantes. No. No podemos influir. Solo nos dejan votarles cada vez que convocan elecciones. Además, si no están conformes con los resultados obtenidos, convocan nuevas elecciones (como el caso reciente de Asturias, que no ha servido de nada).

Pero si ha servido para esquilmar aun más de lo que estaban las arcas de nuestro estado de derecho…

Así hemos llegado, después de una década prodigiosa, y otra década nefasta, a una situación de depauperación total. No nos queda ya nada que ponernos a la boca para pasar el mal trajo a que nos han llevado el exceso de nuestros “democráticos”  políticos.

Siempre creímos que las entidades que surgieron hace más de un siglo para dar posibilidades a los ciudadanos que no tenían fortuna a que se hicieran con unas posibilidades de prosperar (estoy ablando de las Cajas de Ahorros, naturalmente ), estarían fuera de toda sospecha, gestionarían con cuidado y esmero los dineros que allí depositábamos los ciudadanos, para que cuando los necesitáramos nos los devolverían incrementados.

Pero claro : No contaban nuestros antepasados que este tipo de instituciones o entidades sociales serian asaltadas por los políticos sin entrañas que las llevaran a la quiebra por haberse apoderado de nuestros ahorros sin ningún pudor.

Ahora tenemos dos cajas de las muchas que habían hace tan solo 30 o 40 años.

El resto de cajas de ahorro han tenido que ser intervenidas por los propios políticos que las hundieron. Unas an pasado a ser estatales, otras han sido agrupadas y convertidas en bancos.

Si los políticos no hubieran usado nuestro dinero en sus cambalaches, sus inversiones ruinosas, sus gastos suntuarios, sus fantasías melógamas, sus creaciones de pirámides financieras, sus grandes manías de hacer lo que les venía en gana sin tener en cuenta que el dinero era de todos los  ciudadanos y no suyo, hoy no tendríamos que pedir limosna a nadie.

Que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades… Venga ya. Que no nos cuenten cuentos chinos y nos digan la verdad : Ellos han gastado nuestro dinero, nuestro patrimonio, nuestra virtud, nuestro orgullo como españoles, nuestra forma de vida y ahora no saben como deshacer el desastre que han producido.

Algún día deberán de responder ante un ser todo poderoso ( sea Dios, Ala, Buda, cualquiera de los dioses griegos, o escandinavos, o chinos, o egipcios, o cualquier otro que exista esperándonos en el más allá para juzgarnos ) por la irresponsable actuación de unos seres humanos que se han llegado a creer dioses y han actuado como si el resto de los mortales no fuéramos más que un subproducto a desechar.

Como es que personas tan cultas y tan eficientes han sido nuestro desastre nacional ¿?

Cuando aprenderemos los humanos que debemos de atar corto a nuestro representantes, nuestros, diputados, nuestros senadores, nuestros alcaldes, nuestros concejales, nuestros ministros, nuestras instituciones, nuestros jefes y jefecillos políticos ¿?

Cuando se aplicará la máxima de que quien la haga la pague ¿?

Porque se van tan tranquilos después de perder unas elecciones, con sueldos astronómicos, con cargos, prebendas,  que en ocasiones pasar a ingresos millonarios, más altos de los que tenían cuando nos están robando descaradamente ¿?

Si algún día llega a existir un gobierno mundial, espero que no sea como hasta ahora. De ser igual solo puedo que decir: Pobres de nosotros, de nuestros hijos, nietos y descendientes futuros (siempre que haya un futuro a nuestra mala actuación actual).

Porque no no es posible ahorrarnos los ingentes gastos que suponen las elecciones ¿?

Pensemos que son elecciones de un gobierno central, 17 gobiernos autónomos, 8.000 ayuntamientos, 2 sindicatos mayoritarios, y tantos y tantos frentes en entidades e instituciones varias.  Que nos cuesta todo ello ¿?

Pregunto : Porque en la era de la informática no se proponen todos los políticos hacer manos costos todo este proceso.

Podríamos votar a través del ordenador.

Podríamos tener la mitad o menos de representantes que nos costarían la mitad al menos de lo que nos cuestan ahora. Esto es posible si comparamos nuestro número de representantes políticos con los que hay en otros países como Italia, Francia, Alemania, Inglaterra, etc., etc., por habitante. España, sus autonomías, sus alcaldías sus diputaciones, etc. tienen muchos representantes por habitante que estos países. Porqué ¿?.

Todo es cuestión de ver como queremos que se nos gobierne.

Queremos que una parte muy importante de ciudadanos vivan muy bien, con sueldos y complementos de cualquier índole equivalentes a cien veces lo que percibe un trabajador cualquiera, o por el contrario queremos que nos gobierne una minoría de gente sin grandes sueldos pero que velen mucho más por todos los ciudadanos que aquellos ¿?

ESTA ES LA CUESTION ¿?

El Abuelo Cabreado!!