martes, 23 de julio de 2013

la mujer del Cesar aparte de ser honrada debe parecerlo!!!

Manos Limpias denuncia a la mujer de Rubalcaba por presunto tráfico de influencias
Compatibiliza su puesto de investigador principal del Instituto de Química Médica con el de investigadora e inventora de Doctor Esteve, empresa receptora de múltiples subvenciones de los ministerios de Industria, 
La mujer del César debe ser honrada y parecerlo. Eso debió de pensar el sindicato Manos Limpias, que el pasado 15 de julio presentó una denuncia contra la mujer de Alfredo Pérez Rubalcaba, Pilar Goya, a la que acusa de presunto delito de tráfico de influencias.

Goya es investigadora principal del Instituto de Química Médica (IQM), ligado al CSIC. Ostenta el puesto de funcionaria de dicho instituto desde el 12 de enero de 1987. Sin embargo, compagina su actividad pública con colaboraciones privadas con los laboratorios Doctor Esteve S.A. Aparece como investigadora o inventora de dicho laboratorio en el Boletín Oficial de Patentes y Marcas de la UE, India, Canadá y Estados Unidos. Manos Limpias llega a afirmar en su denuncia que se encuentra a nómina de dicha empresa.

Este diario ha podido confirmar que no era Pilar Goya la única investigadora del IQM sino que compartía el 'doblete' con otros compañeros. La explicación oficial es que la “colaboración” del CSIC se hacía a cambio de una contraprestación económica. La última de 215.000 euros para la “síntesis de nuevas estructuras de heterocíclicos con fines terapéuticos”. Es decir, se trataba de algo así como “personal cedido”. Sin embargo, desde Patentes y Marcas se nos informa que lo lógico y habitual habría sido registrar la patente con las dos titularidades: Dr. Esteve, S.A. y CSIC.

En todo caso, la denuncia sugiere que su intermediación ha permitido que laboratorios Doctor Esteve S.A. reciba sendas subvenciones de los ministerios de Industria y Turismo, Economía y Competitividad y Educación y Ciencia. Unas subvenciones que -por cierto- no han cesado a pesar de que la compañía se encuentra inmersa en expedientes de regulación de empleo, incumpliendo así la regulación vigente (BOE 18/3/13) El denunciante concluye que los vínculos de la esposa de Rubalcaba con este laboratorio podrían ser constitutivos del delito de tráfico de influencias (art. 428 del Código penal).

fuente: VOZPOPULI